domingo, 10 de febrero de 2008

No es suficiente con tocar la puerta y entrar,
con dejar la llave puesta
y esperar a que alguien la encuentre
y luego otra vez lo mismo
y así sucesivamente.
Pero la espera es otra cosa,
un segundo silencio del suelo,
un abrupto rincón en medio de una nada sin forma,
como un rectángulo inaudito, en cero.

4 comentarios:

Mara Pastor dijo...

por qué esperas? quiero la huella de lo doméstico en pat, el rastro de la anécdota. pa mantenerme informada. la mar.

Ophir Alviárez dijo...

Hermosas imágenes, te leo, empiezo a hacerlo.

Un abrazo,

OA

jordan shoes dijo...

cool blog

面对面视频斗地主 dijo...

It seems a little more than I need to check the information, because I was thinking: Why does not my GLOG these things!